1.- FUNDAMENTACIÓN

El objetivo de este  documento  es  dar a conocer la  importancia de  la  terapia  ocupacional  (T.O.)  en  el  ámbito  educativo,  y  cómo  puede  ayudar  a  niños  y  adolescentes  con  necesidades  educativas  especiales  a  llevar  una  vida más autónoma.  La  Terapia  Ocupacional   es  una  disciplina  cuyo  objetivo  es  la  promoción de la salud y el bienestar a través de la ocupación.  La  Terapia  Ocupacional  fomenta  la  capacidad  de  las  personas  para  participar  en  las  actividades  de  la  vida  diaria,  educación,  trabajo,  juego,  esparcimiento u ocio.  Los medios utilizados para ello tienen una doble vertiente:

1)  La  habilitación  de  las  personas  para  realizar  aquellas  tareas  y  actividades que optimizarán su capacidad para participar.

2)  La modificación del entorno para que éste refuerce la participación.  La  Terapia  Ocupacional  se  dirige  a  personas  o  grupos  de  población  que  sufren  la  afectación  de  una  función  ó  estructura  corporal,  debida  a  algún  cambio de salud,  y que por  tanto hace que  experimenten limitaciones  en su participación.

La  Terapia  Ocupacional  se  dirige  también  a  aquellos  aspectos  variables del entorno para mejorar la participación.   Así  pues,  el  objeto  de  estudio  de  la  Terapia  Ocupacional  es  la  articulación  entre  la  persona,  la  ocupación  y  el  entorno  con  el  fin  de  conseguir  un  óptimo  desempeño,  según  las  etapas  del  ciclo  vital,  de  las  actividades de  la vida diaria, educación, actividades productivas, ocio, juego  y participación  social,  aumentando  así  la  función  independiente,  reforzando  el desarrollo y previniendo la discapacidad.  En  lo  referente  al  ámbito  educativo,  el  objetivo  de  la  Terapia  Ocupacional  es  dar  respuesta  a  las  diversas  necesidades  del  alumno  (educativas,  de  relación,  de  autonomía,  recreativas  ó  lúdicas  y  de  accesibilidad),   proporcionando  los  medios  para  adaptarse  y  participar  activamente  en  su  entorno  maximizando  sus  niveles  de  funcionalidad  e  independencia.  En  esta tarea,  de  promover  metas educativas y guiar  al  niño  hacia  el  alcance  de  su  potencial  pleno  en  el  marco  escolar,  la  Terapia  Ocupacional  contribuye  al  desarrollo  físico,  psíquico  y  afectivo  del  niño,  así  como  a  su  integración en la sociedad como ciudadano activo y participativo.  Está,  en  definitiva,  respondiendo  con  su  propia  filosofía  a  los  principios  de  integración  y  de normalización que  rigen la  LOGSE,  ayudando  a los  niños con necesidades  educativas  especiales a disponer  de las mismas  oportunidades  y  condiciones  de  vida  que  los  niños  de  su  entorno  social,  al  mismo tiempo que normalizando el contexto en que se desenvuelven.

La  LOGSE  ,  en  el  Art.  36,  señala  que  —el  sistema  educativo  dispondrá  de los recursos necesarios para que  los alumnos con necesidades  educativas  especiales,  transitorias  ó  permanentes,  puedan  conseguir,    dentro  del  mismo  sistema,  los  objetivos  establecidos  con  carácter  general  para  todos  los  alumnos“.

Y  en  el  Art.  37  nos  refiere  que  —para  obtener  los  objetivos  señalados  en  el  artículo  anterior  el  sistema  educativo  habrá  de  disponer  de  profesores  de  las  especialidades  correspondientes  y  de  profesionales  cualificados,  como  también  de  los  medios  y  materiales  didácticos  necesarios  para  la  participación  de  los  alumnos  en  el  proceso  de  aprendizaje.  Los  centros  habrán  de  tener  la  debida  organización  escolar  y  habrán  de  llevar  a  término  las  adaptaciones  y  diversificaciones  curriculares  necesarias  para  facilitar  a  los  alumnos  la  obtención  de  los  objetivos  indicados. Las condiciones físicas y materiales de los centros se adecuarán a  las necesidades de estos alumnos“.

En  estos  momentos  el  proyecto  de  Ley  Orgánica  de  Educación,  LOE,  en  su  Art.  71    señala  que  —las  Administraciones  educativas  dispondrán  los  medios  necesarios  para  que  todo  el  alumnado  alcance  el  máximo  desarrollo  personal,  intelectual,  social  y  emocional,  así  como  los  objetivos  establecidos  con  carácter  general  en  la  presente  Ley“.

En  su  Art.  74  establece  que  —la  identificación  y  valoración  de  las  necesidades  educativas  de  este  alumnado  se  realizará,  lo  más  tempranamente  posible,  por  personal  con  la  debida  cualificación  y  en  los  términos  que  determinen  las  Administraciones  educativas“.

Y  en  su  Art.  110  dispone  que  las  —Administraciones  educativas  promoverán  programas  para  adecuar  las  condiciones  físicas,  incluido  el  transporte  escolar,  y  tecnológicas  de  los  centros  y  los  dotarán  de  los  recursos  materiales  y  de  acceso  al  currículo  adecuados a las necesidades del alumnado que escolariza, especialmente en  el  caso  de  personas  con  discapacidad,  de  modo  que  no  se  conviertan  en  factor  de  discriminación  y  garanticen    una  atención  inclusiva  y  universalmente accesible a todos los alumnos“.

La  Declaración de Salamanca (Conferencia  Mundial  sobre  Educación Especial, 1994) promulga que —Todos los niños tienen un derecho  fundamental  a  la  educación.  Cada  niño  tiene  características,  intereses,  habilidades  y  necesidades  de  aprendizaje  únicas.  Los  sistemas  educativos  deberían  diseñarse  para  tomar  en  cuenta  la  gran  diversidad  de  estas  características y necesidades“.  El  Comité  Español  de  Representantes  de  Personas  con  Discapacidad  (CERMI),  en  sus  propuestas  generales  de  recursos  humanos,  alude  a  la  contratación  de  profesionales  no  sólo  de  audición y lenguaje… sino ampliar  el  campo  de  actuación  con  terapeutas  ocupacionales,  ATS,  educadores  de  personas  sordas  con  dominio  del  lenguaje  de  signos  en  función  de  las  necesidades específicas a atender.   En  el  último  Encuentro  Estatal  de  Equipos  especializados  en  discapacidad  motórica  celebrado  en  Málaga  en  mayo  de  2003  una  de  las  conclusiones  recogidas  es  la  necesidad  de  incluir  al  terapeuta  ocupacional  entre  los  miembros  del  equipo  multiprofesional  que  atiende  al  niño  con  necesidades educativas especiales.   Así  sucede,  de  hecho,  en  algunas  comunidades  autónomas,  más  adelantadas en éste sentido, como Madrid ó el País Vasco.

2.- AMBITOS DE ACTUACIÓN

La  LOGSE  señala  que  se  prestará  todos  los  recursos  y  apoyos  necesarios  a  los  alumnos  con  necesidades  educativas  especiales  con  el  fin  de  facilitarles  la  posibilidad  de  alcanzar  los  objetivos  establecidos  de  carácter general para todos los alumnos.  Así, la Terapia Ocupacional va orientada en éste campo a los alumnos  con  necesidades  educativas  especiales  que  viven  dificultades  en  las  áreas  de  desempeño  ocupacional:  actividades  básicas  de  la  vida  diaria,  actividades  instrumentales  de  la  vida  diaria,  educación,  trabajo,  juego,  esparcimiento u ocio, y participación social.

El rol de estudiante o alumno ocupa gran parte del tiempo del niño en  los  años  del  desarrollo.  La  tarea  del  terapeuta  ocupacional  en  el  ambiente  escolar  es  facilitar  las  competencias  que  ayudarán al  niño  a  beneficiarse  de  la experiencia educativa total. (Allen, N. 1998).  Los ámbitos de actuación son principalmente los siguientes:   Equipos de Atención Temprana,  Centros Ordinarios de Integración, Centros  de  Educación  Especial  para  alumnos  cuyas  necesidades  no  puedan ser cubiertas en el centro ordinario.

Entre  las  posibles  alteraciones  en  los  niños  susceptibles  de  beneficiarse  de  Terapia  Ocupacional  en  el  marco  educativo  podemos  encontrarnos:

-  Parálisis Cerebral Infantil.

-  Síndrome de Down.

–  Trastornos Generalizados del Desarrollo. Autismo.

–  Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.

–  Retraso mental y retraso psicomotor.

–  Trastornos del aprendizaje.

-  Déficit sensorial (visual, etc.)

3.- FUNCIONES

Según  Pratt  &  Allen  (1989)  la  terapia  ocupacional  en  la  escuela  consiste  en  una  intervención  para  capacitar  al  estudiante  a  sobrepasar  o  compensar sus dificultades para lograr el máximo potencial.   El servicio  de terapia ocupacional puede  abordar el  desempeño  de un  estudiante  en  las  actividades  de  la  vida  diaria,  educación,  trabajo,  juego/ocio y habilidades sociales, con resultados  que se dirigen a mejorar la  participación  de  aquél  en  el  currículo,  el  acceso  al  ámbito  escolar  y  la  participación en actividades extracurriculares.

El  profesional  de  terapia  ocupacional  en  el  entorno  educativo  está  vinculado  fundamentalmente  con  las  ocupaciones  significativas  de  los  estudiantes dentro del ambiente educativo, pero no debemos olvidar que muchos de estos chicos sufren enfermedades crónicas , que deberán requerir determinados apoyos en parte o a lo largo de toda su escolarización, ya que además de ser Alumnos del sistema educativo, son también Pacientes del sistema sanitario y ambas realidades son inseparables en la mayoría de los casos. En esta situación la figura del Terapeuta ocupacional y su función como nexo de unión entre ambas realidades del Alumno-Paciente, puede dar inicio a una relación fluida y necesaria entre el ámbito sanitario y el educacional, relación que en estos momentos recae de forma ocasional en los padres o tutores, los cuales no nos sentimos capacitados, ni formados para realizar dicha función.

3.1.- EVALUACIÓN

El  terapeuta  ocupacional  deberá  colaborar  con  el  equipo  interdisciplinar  en  la  evaluación  del  alumno  con  necesidades  educativas  especiales.  La  evaluación  ocupacional  tiene  como  propósito,  en  un  primer  momento,  —detectar  todo  aquello  que  es  ó  podría  ser  un  obstáculo  o  una  imposibilidad  para  el  desarrollo  normal  de  una  actividad  y,  por  tanto,  ocasiona  disfunción  ocupacional,  es  decir,  aquello  que  pone  límites  al  ejercicio  de  una  ocupación  en  conjunto  o  en  parte,  de  forma  transitoria  o  permanente, para una persona determinada“.

Esta  disfunción  ocupacional  puede  tener  el  origen  en  la  misma  persona,  en  el  entorno  o  bien  en  la  metodología  o  programación  de  la  actividad,  pero  también  en  la  interacción  de  dos  ó  más  de  los  elementos  indicados.   Pero  principalmente,  el  terapeuta  ocupacional  deberá  identificar  las  capacidades,  destrezas  y/o  habilidades  personales,  y  las  oportunidades  de  los  contextos ocupacionales,  que le permitan funcionar de una forma  lo más  autónoma y satisfactoria en su vida.  La evaluación e intervención de terapia ocupacional se centran en :

1.- Áreas de  desempeño Ocupacional: actividades de  la vida diaria (básicas,  instrumentales  y  avanzadas),  educación,  trabajo,  juego,  esparcimiento  u  ocio, y participación social.

2.-  Habilidades  y  destrezas  de  desempeño  ocupacional:  motoras,  de  procesamiento y de comunicación e interacción.

3.- Patrones de desempeño ocupacional: hábitos, rutinas y roles.

4.- Intereses y motivaciones de la persona.

5.-  Contextos  de  actuación:  cultural,  físico,  social,  personal,  espiritual,  temporal y virtual.

6.-  Demandas  de  la  actividad:  objetos  utilizados  y  sus  propiedades,  demandas  espaciales,  demandas  sociales,  secuencia  y  regulación  /  ritmo,  acciones  requeridas, requerimientos  funcionales  del  cuerpo,  requerimientos  estructurales del cuerpo.

7.- Factores de la persona: función del cuerpo y estructuras del cuerpo.

En  definitiva,  el  terapeuta  ocupacional  es  el  responsable  de  la  evaluación del  comportamiento  ocupacional,  es decir,  de  los aspectos  de  la  persona,  ocupación  y  ambiente,  así  como  la  relación  entre  ellos,  según  los  modelos reconocidos para la práctica

profesional.  El  terapeuta  ocupacional  ha  de  conocer  los  instrumentos  necesarios  para  valorar,  en  cada  situación,  las  repercusiones  de  las  patologías  en  el  desempeño ocupacional de un individuo determinado.

La  evaluación  ocupacional  se  realiza  mediante  fuentes  indirectas  (Historia, Informes, Familiares,  integrantes del equipo interdisciplinar. En este ámbito cabe destacar la importancia del trabajo conjunto que debería realizar El terapeuta ocupacional y el equipo médico rehabilitador, para realizar acciones conjuntas y supervisadas con el fin de no duplicar trabajos de terapia ocupacional o rehabilitadores con los pacientes/alumnos.

Las fuentes  directas  propias  de  la  T.O.,  que  identifican  la  necesidad  y  el  grado  de intervención de la T.O.  En  éstas  últimas,  las  técnicas  e  instrumentos  de  evaluación  que  se  utilizan  son:  herramientas  observacionales,  listados  y  cuestionarios  de  autoevaluación, entrevistas, y evaluaciones con métodos mixtos.

3.2.- INTERVENCIÓN

Las intervenciones se pueden desarrollar directamente con un alumno  o  grupo  de  alumnos,  de  forma  indirecta  a  través  de  otros  profesionales,  y  sobre el entorno (colegio, familia, etc.).

La  terapia  ocupacional  se  administra  dentro  de  lo  posible  en  los  ambientes  típicos del alumno. Estos ambientes pueden incluir  entre otros  la  clase, el comedor escolar, los servicios ó el recreo.   Entre  las  intervenciones  que  desarrolla  el  terapeuta  ocupacional  en  el  ámbito escolar para favorecer la autonomía del alumno, podemos destacar:

–  Planificar  y  ejecutar  el  programa  dirigido  a  desarrollar,  reaprender,  mantener,  compensar  y/o  sustituir  las  capacidades  y/o  habilidades  a  un  nivel  suficiente  de  competencia que  le  permita  lograr  la máxima  autonomía  en las actividades cotidianas.

–  Asesorar en las adaptaciones  curriculares y en las adaptaciones de acceso  al  currículo  en  aquellos  aspectos  relacionados  con  el  desempeño  ocupacional:  adaptaciones  y/o  modificaciones  el  entorno  (aula,  patio,  comedor,  etc.),  con  los  materiales  y  utensilios  (didácticos,  de  escritura,  acceso  al  ordenador…),  tanto  a  los  profesionales  que  participen  en  la  respuesta  educativa  del  alumnado  con  necesidades  educativas  especiales  como a los propios alumnos y a sus familias.   La  intervención  puede  consistir  en  servicios  individuales  o  en  colaboración  con otros  miembros  del  equipo  para  identificar e

implementar  adaptaciones  y modificaciones ambientales de la disposición física del campo escolar o del  aula.

– Favorecer la  adquisición de las conductas precursoras  del aprendizaje, y el  afianzamiento  de  habilidades  propias  referidas  a  praxias  específicas,  para  desenvolverse en las diferentes ocupaciones de su vida.

–  Diseñar  actividades  y/o  tareas  para  el  desarrollo  de  habilidades  y  destrezas    motoras,  de  procesamiento  y  de  comunicación  e  interacción.  Analizar  y/o  adaptar  actividades  para  que  se  ajusten  a  las  necesidades  de  los alumnos.

–  Valorar,  prescribir,  diseñar,  adaptar,  entrenar,  asesorar  y  orientar  en  el  uso  de  las  ayudas  técnicas  y    en  órtesis.  Educación  y  entrenamiento  en  prótesis.  Realizar  las  gestiones  necesarias  para  la  adquisición,  conservación  y/o  control  de  las  ayudas  técnicas  y  del  material  necesario  para  desarrollar  los  programas de terapia ocupacional.

–  Asesorar,  orientar  y  supervisar  en  el  manejo  de  los  alumnos  en  sus  cuidados  básicos,  favoreciendo la continuidad  del  trabajo,  para  conseguir  la  mayor autonomía posible en las Actividades de la Vida Diaria.  –  Planificación  de  programas  orientados  a  la  capacitación  pre laboral  y  de  transición a la vida adulta.

– Asesorar en  las adaptaciones y reformas necesarias para garantizar que la  accesibilidad  tanto  al  centro  como  en  su  interior,  así  como  en  otros  entornos, se ajuste a las características de los alumnos.

3.3.- SERVICIOS

Existe  una  variedad  de  servicios  que  los  profesionales  de  terapia  ocupacional proporcionan en los ambientes educativos.  El terapeuta puede decidir el empleo de distintos modelos, en función de las  necesidades del niño.  Los  tres  modelos  descritos  con  más  frecuencia  en  la  bibliografía  de  terapia  ocupacional  son  servicios  directos,  seguimiento  y  consulta  (Dunn,  1988;  Hanft y Place, 1996; Case-Smith, Rogers y Jonson, 2001):

El  servicio  directo,  uno  de  los  modelos  más  comunes,  es  cuando  el  terapeuta se reúne con el alumno ó grupo de alumnos de forma regular.

En  el  seguimiento,  el  terapeuta  identifica  las  necesidades  del  estudiante  y  diseña intervenciones apropiadas, pero  otra  persona  implementa el plan. El  terapeuta  se  reúne  con  el  alumno  periódicamente  para  controlar  el  progreso.

La  consulta emplea la  experiencia especializada  del  terapeuta  para mejorar  el ambiente educativo y entrenar al profesor y a los padres con el  objeto de  implementar intervenciones para el estudiante.  A  menudo  los  diferentes  modelos  de  prestación  de  servicios  se  presentan  como una serie continua y de una manera lineal.

4.- EXPONEMOS

En la Comunidad Canaria tenemos experiencia con el trabajo realizado por Terapeutas ocupacionales en el ámbito de la educación Espacial.  En la isla de Tenerife, sí está integrada dentro del Equipo Específico de Atención al Alumnado con Discapacidades Motóricas perteneciente a la Consejería de Educación, una terapeuta ocupacional, que pertenece a  la Consejería de Sanidad y realiza sus funciones en Educación,  parece ser que debido a un acuerdo entre ambas Consejerías.

Por otro lado, en la isla de Lanzarote y a través de una asociación de ámbito Local (ADIMO) se ha llegado a un acuerdo  puntual con la Dirección de Área  de Sanidad de la propia isla para la contratación  de dicho profesional, con un resultado mas que satisfactorio durante los dos últimos cursos escolares, 2009-2010 y 2010-2011.

Como Padres, no llegamos a comprender que dentro de la misma Comunidad Autónoma, nuestros hijos no tengan los mismos derechos y oportunidades que los que acuden a los colegios de otras islas de esta misma Provincia o Comunidad Autónoma, creándose de este modo un agravio comparativo con nuestros hijos, por el único hecho de cursar los estudios en una u otra isla.

Estamos convencidos de que la integración escolar es el primer paso en la integración social de nuestros hijos. En  consecuencia  de  todo  lo  referido  anteriormente,  entendemos  que  es  necesario desarrollar  la  terapia  ocupacional  en  la Comunidad de canarias en el ámbito  escolar,  como parte  de  los  equipos interdisciplinares, dando  una respuesta  global  y  coordinada  a  aquellos  alumnos  con  necesidades  distintas  ó  más  amplias  que  las habituales, en un medio acorde al  momento  vital del niño  y  por ello normalizado y respetando sus diferencias“.

5.- BIBLIOGRAFÍA

1.- Terapia Ocupacional (Willard & Spackman).  Crepeau, E.B.; Cohn, E.S.;  Schell, B.A.B. Médica Panamericana. Buenos Aires, 2005. 10ª edición.

2.- Terapia Ocupacional (Willard & Spackman). Hopkins, H.L.; Smith, H.D.  Médica Panamericana. Madrid, 1998.  8ª edición.

3.- Libro Blanco de la Diplomatura en Terapia Ocupacional. Conferencia  Nacional de Directores de Escuelas Universitarias de Terapia Ocupacional.  Zaragoza, 2004.

4.- Terapia Ocupacional. APTONA-NALATE. Pamplona, 2004.

5.-  Estándares  de  práctica  de  terapia  ocupacional  en  escuelas.  American  Occupational Therapy Association (AOTA).

6.- Occupational Therapy Practice Framework: Domain and Process.  American Journal of Occupational Therapy, 56, 609-639. AOTA, 2002.

7.- Atención Educativa a las personas con discapacidad. CERMI.

8.- Teràpia ocupacional i educació. Nilda Estrella (Departamento Terapia  Ocupacional de la Universidad de Vic). Revista catalana d´educació especial  i atenció a la diversitat. Vol.7, núm.1 (primavera 2003). Pág. 10-13. Ed.  Eumo. Vic, 1997.

9.- Terapia Ocupacional en Educación Especial. Rosa Hornero Sánchez. En  Terapia Ocupacional: revista informativa de la Asociación Profesional de  Terapeutas Ocupacionales, nº 24, Diciembre 2000. Monográfico sobre  Terapia Ocupacional en Pediatría.

10.- I Encuentro Estatal de Equipos Específicos y Centros de Recursos para  Discapacidad Motora. Málaga, mayo 2003.

11.- I Curso de Terapia Ocupacional en el Medio Escolar. Hortensia Gimeno  Iñiguez. Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud de la Universidad de  Zaragoza. Zaragoza, 2005.

12.- Terapia Ocupacional en la Educación. Carmen Barragán Larrieta. Ciclo  de conferencias de Terapia Ocupacional. Universidad de La Coruña. 21  Noviembre de 2005.

13.- Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del  Sistema Educativo. (LOGSE). BOE nº 238  (4-10-1990).

14.- Documento Marco de la Atención Temprana en Navarra. Gobierno de  Navarra, 2004.

15.- Resolución de 21 de mayo de 2004, del Director de Trabajo y  Seguridad Social, por la que se dispone el registro y publicación del  Convenio Colectivo del —Personal laboral docente y educativo del  Departamento de Educación, Universidades e Investigación del Gobierno  Vasco“. Boletín Oficial del País Vasco. 17-6-2004.  www.euskadi.net  .

16.- Definición de Terapia Ocupacional. Federación Mundial de Terapeutas  Ocupacionales. 2004. En  www.wfot.org.au/

17.- Proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE). BOE nº 43-13 (26-12-  2005)

18.- Actividades de la Vida Diaria. Pedro Moruno Miralles, Dulce María  Romero Ayuso. Ed. Masson. 2006

Deja un comentario

Maximum 2 links per comment. Do not use BBCode.

Traductor
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish