Tan solo con la energía que proporciona un pequeño vaivén en el volante este juguete es capaz de desplazarse sin necesidad de utilizar las piernas. Es como magia, pero no es necesario ser un mago para hacerlo funcionar. El PlasmaCar es una maravilla mecánica que hace uso de una fuente de energía inagotable: la energía de los niños, que unida a las fuerzas de la naturaleza (la inercia, la fuerza centrífuga, la gravedad y la fricción) hace de este juguete un perfecto aliado del movimiento y la diversión. Es tan fácil de utilizar; todo lo que necesita es un conductor y una superficie lisa y plana.

El PlasmaCar puede ser utilizado por los adultos, también.
Para empezar, no requiere de una costosa fuente de energía que necesite ser sustituida o recargada continuamente. Trabaja sin batería o sin pilas, no requiere combustible de ningún otro tipo. Es silencioso y proporciona a los niños diversión y ejercicio, más que la mayoría de los jueguetes. El Plasmacar es totalmente seguro cuando se usa apropiadamente. Ha sido ampliamente probado y cumple o supera todos los estándares internacionales de seguridad

Ver un vídeo demostrativo

  • Thanks for taking the time to debate this, I feel strongly about it and love studying extra on this topic. If potential, as you achieve experience, would you thoughts updating your blog with additional info? This can be very useful for me.

  • You really make it seem so easy with your presentation but I find this topic to be actually something that I think I would never understand. It seems too complex and very broad for me. I’m looking forward for your next post, I will try to get the hang of it!

Traductor
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish